La convocatoria que juntó a unos cinco mil ex combatientes la realizó la “Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina”. Realizaron varios reclamos ante distintos organismos nacionales, principalmente por la suspensión de la cobertura médica, una muestra más de la desatención y desidia del Estado Nacional para con nuestros héroes.

Organizaciones de ex combatientes de Malvinas de todo el país nucleadas en la “Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina”, junto con la “Comisión de familiares de caídos”, se movilizaron este jueves en el centro porteño. El PAMI, Anses y el Ministerio de Defensa fueron algunas de las dependencias públicas donde decidieron reclamar, entre otras cosas, por la suspensión de la cobertura médica.

Esta marcha estaba organizada desde hace tiempo y -según aclararon desde la misma Confederación-, no responde a ningún interés político partidario, ni sindical; solamente a cuestiones que hacen a la salud, bienestar y trato de diversos aspectos que hacen a la cuestión Malvinas.

Uno de los principales reclamos fue para las autoridades del PAMI, para que se “declare la emergencia sanitaria para veteranos y familiares” y medidas rápidas para pacientes con enfermedades crónicas.

“Por la salud del sector postergada en todos estos años de posguerra; por el cumplimiento de los derechos adquiridos en 35 años de lucha; por el honor de los compañeros custodios de las islas, los fallecidos en la posguerra y sus familias; por la reivindicación permanente de los derechos soberanos sobre nuestras Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur”, explicó la entidad.

Los principales reclamos que fueron entregados a las distintas autoridades se definían en 5 puntos:

  • Mejor atención del PAMI, teniendo en cuenta que en el transcurso de este año ya 39 veteranos de guerra de Malvinas (VGM) fallecieran por diversas cuestiones de salud.
  • Para que el Ministerio de Defensa adopte medidas para que la Fuerza Aérea Argentina en particular (FFAA), cese con el nombramiento de nuevos VGM, lo que además de afectar la memoria de los fallecidos en combate y la dignidad de los que realmente combatimos, afecta los recursos que destina el Estado (aportes ciudadanos).
  • Para que se atiendan las cuestiones que dicta el anexo 40, respecto a las afectaciones psicológicas de los VGM (estrés post traumático).
  • Para que se atiendan los reclamos de la “Comisión de familiares muertos en Malvinas”, respecto a que no se trasladen los restos al continente, y que sigan en nuestras islas como testimonio de nuestro reclamo soberano. Pero que se continúen con las entrevistas de consentimiento a fin de atender aquellos casos donde los familiares si quieren traer los restos. Si bien no son mayoría, consideramos atendible sus posturas.
  • Para que el ANSES cumpla las disposiciones judiciales, por ejemplo la del caso Peralta, donde se ha fallado a su favor y no se da cumplimiento.

Desde la “Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina” informaron que en la marcha se movilizaron cerca del 80 por ciento de los veteranos de guerra del país.

 

Publicado en El Miércoles Digital