La carta
LA CARTA

Mayo uno de mil nueve ochenta y dos
Madre. te escribo esta carta.
Que estés bien sólo le pido a dios
Y que haya calma..en toda la casa.

Madre mía ..que lejos estoy.
De tu risa y tu mirada
Siento deseos de escuchar tú voz
Renegando para que despertara.

Te acordas la tácita de te?
Que te di para tu cumpleaños.?
Dolió mucho cuando te menti
Y en verdad no te la rompió el gato.

Pero vez..?ese tiempo pasó
Hoy ya hombre te juro te extraño.
Ay dios mío..que lejos estoy
De tus besos y de tus regaños.

Hace frío y aquí hace mucho más
Para colmo no dejan de tirarnos
ni siquiera podemos dormir.
La trinchera hizo agua y barro.

Lo vi al Tano !!..lo vi a Benjamín.
Que alegría me dio al encontrarlos
Un abrazo fuerte entre los tres
Y reímos ..y lloramos..
Quizá no nos volvamos a ver
Quizá sí..sólo dios sabe cuando.

Marcelito ..el del almacén
Me contaron estaba llegando
Julio,Carlos,el gordo ,el Ariel…
Madre…no van a volver.

Por las noches me pongo a pensar
Cuanto tiempo durará esta guerra?
Yo te juro que no aguanto más..
que se vengan …
Y que sea lo que dios quiera ..
Vos..tranquila que aquí en Soledad
esperamos..con firmeza ..
Y seguro de aquí no pasarán
Por ti madre..me hice esa promesa.

Bueno vieja..no vas a llorar!!
Ya muy pronto estaremos juntos
dale muchos besos a papá..
Y decile..que lo quiero mucho.

Yo no creo que esto duré más
los ingleses están aflojando..
Nos dijeron que…
La comida no tarda en llegar..
Mientras tanto vamos aguantando.

Me enteré que donaste mamá
el anillo que te dio la abuela
Te agradezco con el corazón
Era el único recuerdo de ella.

Se me hace que algo aquí anda mal
Hace rato no tengo relevo
Para colmo comienza a llover
pero igual la trinchera no dejo .

Bueno dale ..te extraño mamá
esperame que muy pronto vuelvo
y todo volverá a ser como ayer
Hasta pronto..te mando mil besos..
……………………………………………………..
……………………………………………………..

Llegó el cabo cabisbajo
con una carta en la mano.
casi como meditando
antes de empezar a hablar
tras de la lona cerrar
dijo en tono..triste..bajo.

–Permiso mi capitán
aquí me manda el teniente.
para que traiga y le muestre
esta carta que encontró
junto a un hombre que cayó
en las trincheras del frente..

Esta manchada con sangre
pero se puede leer.
y como podrá usted ver
tiene destino a corrientes.
Del bolsillo del valiente
saco la carta manchada
y esta estaba destinada
para Rosa Emilia Vera
El hombre allá en la trinchera..
era su hijo señor.
fue ese que se quedó
aguantando la embestida
hasta que entregó su vida
cuando sin balas quedó..
el resto que se salvó
volvieron a la trinchera
y el cuerpo del raso Vera
están trayendo señor..

El capitán lo miro
con la carta entre sus manos.
Y con un asalto humano le dijo..
— Cabo hágalo.
copie la carta manchada
y a esa madre tan amada
se la manda por favor…
De lo otro…me ocupo yo
para contarle la historia.
de como fue que a la gloria
eternamente pasó
ese hijo que pario
y hoy la guerra se lo quita
por unas ganas malditas
que tienen algunos pocos
de tomar lo que es de otros
aún..a costas de tantas vidas.

Valla nomas cabo Frías
y me le dice al teniente
que lo entierre a ese valiente
en esa misma trinchera
y sobre esa tumba sea
escrito sobre una piedra
para que sepa el que vea
que allí yace un Argentino
un hombre que hasta aquí vino
para morir en la guerra..
y hoy descansa en esta tierra
que ya nunca dejará ..
para volver al hogar
donde espera su familia..
por la promesa cumplida
que le hizo a su mamá..

WALTER GÓMEZ
LA CARTA
22/04/2015
BUENOS AIRES . ARGENTINA
(DR)