Hace 38 años nuestra generación le hacía frente a un enemigo de los más preparados del planeta. Hoy nos acecha un enemigo mortífero e invisible.

Pienso que ni los proyectiles arteros de ese entonces, ni la mortalidad y la incertidumbre que genera ésta pandemia podrá alterar, enfermar o matar éste sentimiento a mí patria que sigue intacto y que vamos a vencer todos juntos como argentinos que somos, como un pueblo unido, cómo supimos estar en 1982 sin mezquindades. Todos juntos bajo una misma bandera.

Hoy será una conmemoración atípica, pero igual desde nuestras casas recordaremos a nuestros hermanos que dieron su vida en defensa de nuestra soberanía y agradeceremos la dicha de los que pudimos volver.

VAMOS ARGENTINOS QUE TODOS JUNTOS PODREMOS VENCER CUALQUIER ADVERSIDAD !!!