El uruguayense Omar Tabarez, quien con su trompeta por primera vez regresó a las Islas, le puso sonido a la historia de la guerra y sus héroes. Teléfono de por medio se nota su emoción al hablar: “fue muy fuerte, sobrellevar ese proceso de angustia, ansiedad”.

Relató que en su estadía en Darwin entre las 8 y las 15 pudo apreciar cosas muy importantes: “ver a esas madres y padres abrazados a la cruz de sus hijos. Por primera vez en 37 años se desplegó la bandera argentina en el cementerio y se tocó el minuto de silencio con mi trompeta. Por suerte pude hacerlo, no me traicionó la emoción ni la respiración. Cumplí con mi misión y el honor”.

“Encontré a los hijos de Misael Pereyra. Dialogamos mucho. Estuvimos varias horas tomando mate frente a la tumba de su papá, a quien según ellos contaron le gustaba mucho el mate”, contó sobre ese diálogo.

Fueron 62 los familiares que llegaron hasta Darwin para homenajear a los nuevos soldados identificados: 112 han recuperado sus nombres desde que se inició el Plan proyecto Humanitario. Solo faltan 10 y ya no habrá Soldados argentinos solo.

El vuelo de Andes 682, rentado por Aeropuertos Argentina 2000, partió desde Ezeiza pasadas las cuatro de la mañana. Dos horas y cuarenta minutos más tarde, los pilotos Pablo Linari, Tomás Martin y Federico Serino aterrizaron en Mount Pleasant con los 165 pasajeros que,sin dormir y con las emociones contenidas, sintieron cómo los rayos del sol les daban la bienvenida en la Isla Soledad.

Fuente El Miércoles Digital

Podes ver el emotivo video de la interpretación de Omar haciendo click aquí