Era el 22 de mayo de 1982, a bordo de una pequeña embarcación de Prefectura, Jorge Ibañez no dudó, y arremetió con su metralla, a un avión enemigo. Cae muerto en acción, Jorge Benítez, su compañero…

“Dos pequeñas embarcaciones de la Prefectura Naval Argentina de 28 metros de eslora de moderno diseño, aunque no aptos para navegación oceánica, pero adecuados para el patrullaje de las costas cercanas a las Islas Malvinas, fueron destacados a aquellas latitudes, es así que los Guardacostas “GC-82 ISLAS MALVINAS” y “GC-83 RIO IGUAZU”, zarparon desde Buenos Aires y luego de realizar algunas escalas en Puerto Atlánticos, arribaron a Puerto Argentino el 13 de Abril de 1982, habiendo burlado el bloqueo impuesto por el Reino Unido, sin ser detectados por los submarinos nucleares que asechaban en la zona.

El 22 de mayo de 1982, un día después del desembarco británico en las Islas, el Guardacostas “RIO IGUAZU” fue designado para trasladar dos Cañones Obuses – Oto Melara de 105 mm – desde Puerto Argentino a Darwin con el fin de reforzar las defensas del Ejercito Argentino.

En la madrugada malvinense de ese 22 de Mayo, el “RIO IGUAZU” soltó amarras bajo el comando de su Capitán, el entonces Subprefecto Dn. EDUARDO ADOLFO OLMEDO con una tripulación de 15 hombres.

En navegación a las 08:20 se recibió abordo un “ALERTA ROJO”, el ataque al Guardacostas por parte de dos aviones Sea Harrier – Británico fue casi instantáneo; los cuales en vuelo rasante dispararon sus cañones de 30 mm contra el “RIO IGUAZU”, que navegaba a 15 nudos y a escasos minutos de arribar a destino.

Los proyectiles impactaron en el casco del Guardacostas causándole importantes averías en los vitales instrumentos de navegación, gobierno y vías de agua que comenzaron a inundar la sala de máquinas, en este recinto se encontraba el Cabo Segundo JOSE RAÚL IBAÑEZ, quien intenta mejorar la situación, pero con resultados negativos, subiendo rápidamente el nivel del agua en máquinas.

Informado el Capitán de aquel desalentador panorama, puso proa a un islote próximo navegando a mayor velocidad y con rumbo zigzagueante para evitar que el segundo ataque de los aviones Sea Harriers produjeran mayores daños o víctimas, las dos únicas armas defensivas del Guardacostas eran dos ametralladoras calibre 12,7 mm., ubicadas en la popa, una de ellas operada por el Cabo Segundo Maquinista JULIO OMAR BENITEZ, compañero de tareas de IBAÑEZ y el más joven de abordo y la otra a cargo del Ayudante de Tercera JUAN JOSE BACCARO.

Al quedar inutilizada la sala de máquinas, IBAÑEZ comunico a su Capitán que abandonaba su puesto para subir a cubierta, al asomarse comprobó que los proyectiles de los Harriers habían matado a BENITEZ, el que al pie de la ametralladora, mientras que BACCARO y el Cabo Segundo BENGOCHEA estaban heridos y perdían mucha sangre.

La popa del RIO IGUAZU se había transformado en pocos segundos en un infierno, IBAÑEZ angustiado por sus compañeros heridos pensó que un segundo ataque podía producirse y en fracción de segundos otro Sea Harrier se ubicó en la estela del RIO IGUAZU con el fin de disparar su artillería, IBAÑEZ entendió que su única esperanza era llegar a la ametralladora más próxima y disparar, así lo hizo y retirando el cuerpo de su camarada muerto, espero que el avión se ubicara entre el alza y el guión del arma, comenzando a disparar produciendo una cortina de fuego, tuvo éxito y en pocos segundo el Harrier comenzó a despedir un denso humo negro, perdiendo altura y estrellándose posteriormente, su compañero de ataque realizó la maniobra de escape y se perdió tras el horizonte, el desigual combate había concluido.

El Guardacostas RIO IGUAZU, debió ser encallado en un islote para poder salvar al resto de la tripulación que aun se encontraba con vida a bordo, quedando sus restos náufragos en las costas malvinenses como símbolo viviente de la heroica y desigual batalla librada por los aguerridos hombres de la Prefectura Naval Argentina.”

Los Héroes

JORGE BENÍTEZ. Nació el 22 de enero de 1962 en Basavilbaso, provincia de Entre Ríos. Dado de Alta como Marinero de Primera el 1ro. de febrero de 1979, es destinado a la Escuela de Suboficiales “Martín Jacobo Thompson” de la ciudad de Zárate, provincia de Buenos Aires, de la que egresó en diciembre de 1980 como Cabo Segundo del Escalafón Navegación.
Realizó diversos cursos específicos a su formación como el cursado en 1981 de “Control de Averías e Incendio”. Ese mismo año aprobó los cursos de “Ametralladora Browning calibre 12,7 milímetros” y de “Cañón Oerlikon calibre 20 milímetros”.
Entre julio de 1981 y enero de 1982 se desempeñó como maquinista, cumpliendo funciones en la División Patrullaje de la Dirección de Prefecturas de Zona, integrando la tripulación del Guardacostas PNA GC-83 “RIO IGUAZU” de activa participación en el Teatro de Operaciones Islas Malvinas.
El 22 de mayo de 1982 dos aviones del Escuadrón 800 de Sea Harrier, integrantes de una Patrulla Aérea de Combate (PAC), atacaron al Guardacostas GC-83 mientras éste navegaba por la zona de la Bahía Choiseul; el Cabo Benítez repelió el ataque con la ametralladora antiaérea siendo alcanzado por el fuego de los aviones atacantes resultando mortalmente herido. Esta acción de guerra ha sido considerada el Primer Combate Aeronaval de la Historia Argentina.

Benítez fue sepultado en Malvinas, en el “Cementerio de Darwin”, habiendo merecido la condecoración “La Nación Argentina al Muerto en Combate”, y su ascenso post mortem al grado inmediato superior – Cabo Primero – con fecha 24 de mayo de 1982.

Cruz “LA NACION ARGENTINA AL HEROICO VALOR EN COMBATE”
Otorgada por Ley Nro.22.607 (Boletín Oficial del 17 de junio de 1982), fue conferida al Cabo Segundo José Raúl Ibañez.

Fuente: malvinense.com.ar