No muchos han escuchado hablar de Oscar Poltronieri y, sin embargo, es el soldado argentino vivo con más condecoraciones por su participación en la Guerra de Malvinas.Oscar no sabe leer ni escribir y vive en la miseria, casi olvidado como el resto de los ex combatientes. Sin embargo, es un héroe que llegó a saludar al Príncipe Carlos en Paris y que apareció en las revistas más famosas del país.

No hace falta más que repasar su biografía para confirmar que Poltronieri merecía una película en su honor. Se trata, por ejemplo, del único conscripto en la historia argentina que recibió la Cruz al Heroico Valor en Combate por parte del Ejército. Los informes de la época resaltan que Oscar se ofreció como voluntario en las misiones de riesgo, salvó la vida de muchos combatientes en las batallas, peleó en soledad contra un pelotón de ingleses mientras cubría la retirada de sus compañeros y hasta fue dado por muerto en tres ocasiones.

Todo esto habrá tenido en mente el cineasta Rodrigo Vila a la hora de desarrollar un documental que se basa en la figura de Poltronieri y que muestra su regreso a las Islas Malvinas a casi tres décadas del conflicto bélico.