Revelan, entre otras cosas, que Margaret Thatcher fue alertada sobre el peligro de achicar la Armada Real un año antes del conflicto.

TAPA. El informe, difundido por Gran Bretaña, consta de 227 páginas

A casi 30 años de la guerra por las Islas Malvinas, el gobierno de Gran Bretaña comenzó hoy a revelar archivos secretos referidos al conflicto bélico del Atlántico sur en el que se enfrentaron argentinos e ingleses. La primera información al desclasificarse estos archivos, arrojó que la entonces primera ministra británica Margaret Thatcher fue alertada sobre el peligro de reducir la Armada Real un año antes de la invasión argentina de 1982 a las Islas Malvinas.

En los documentos, a los que tuvo acceso Clarín.com, la primera ministra Margaret Thatcher fue acusada de "desmantelar" a la Armada con fuertes recortes, justo un año antes de la guerra. Y también queda constancia que su ministro de Relaciones Exteriores, Lord Peter Carrington, también advirtió al ministro de Defensa, John Nott, de que recortar la flota británica de la Antártida sólo enviaría señales equivocadas sobre la determinación de Gran Bretaña de defender las Malvinas.

Asimismo, los archivos, que estuvieron 30 años en los Archivos Nacionales de Gran Bretaña, muestran que el jefe de la Armada Real estaba furioso en 1981 por el proyecto de reducir los gastos de defensa. Al parecer, el Primer Lord del Almirantazgo Henry Leach, quien luego dijo a Thatcher que Gran Bretaña podía y debía enviar una fuerza operacional naval para recuperar las Malvinas después de la invasión de abril de 1982, estaba furioso con ella un año antes debido a su "desequilibrado desmantelamiento" de las fuerzas armadas.

"Constato con pesar pero comprensión que la rigurosidad de su programa excluye la entrevista que le pedí", escribió por entonces Lord Henry Leach a la jefa del gobierno británico. "Sin embargo, espero que encontrará al menos dos minutos para leer esta nota del jefe profesional de la marina antes de que usted y sus colegas del gabinete consideren una propuesta para desmantelar considerablemente esa marina", agregó en dicha carta.

"Estamos al borde de una decisión histórica. La guerra raras veces toma la forma esperada, y una fuerte capacidad marítima suministra flexibilidad frente a los imprevistos. Si usted la socava en la magnitud prevista, creo que limitará sus opciones futuras y perjudicará a nuestra seguridad nacional", le advirtió.

Estos documentos también incluyen una carta de Lord Carrington a Nott, pidiéndole que se opusiera al desmantelamiento del barco que patrullaba la Antártida "HMS Endurance", indicándole que eso enviaría una señal equivocada a Argentina en una época de tensión a causa de las Malvinas. "A menos que se resuelva la disputa, y hasta entonces, será importante mantener nuestra presencia normal en la zona al nivel actual", insistió.

"Toda reducción sería interpretada tanto por los isleños como por los argentinos como una disminución de nuestro compromiso con las islas y nuestra disposición a defenderlas", añadió. No obstante, su llamado fue rechazado y faltaba menos de un mes para que el "HMS Endurance" fuese retirado del servicio cuando los primeros argentinos desembarcaron en las islas Georgias del Sur, en abril de 1982.

El conflicto, que duró 74 días, costó la vida a 255 británicos y 649 argentinos. Terminó el 14 de junio de 1982 con la rendición de las tropas argentinas que habían ocupado el archipiélago austral.

(Fuente: AFP) – Clarín.com