Una muestra fotográfica, el primer paso que sin darnos cuenta, nos llevaría en un futuro a lo que somos hoy en día. El 2 de abril de 2007, en el Colegio Nacional “Justo José de Urquiza”, presentamos una galería de fotos con nuestras vivencias en la guerra de Malvinas, la cual tuvo mucho alcance. Nunca pensamos tener tanta concurrencia, ni mucho menos generar impacto en el ámbito cultural. Esto nos dio la posibilidad de tener un espacio físico en la casa de Urquiza (museo histórico nacional), lugar en el que estamos actualmente.

El primero de mayo de 2007 inauguramos la SALA EVOCATIVA DE MALVINAS «DANIEL FRANCISCO SIRTORI». Nuestro lugar en Concepción del Uruguay, Entre Ríos. El cual nos hace sentir identificados, un pedacito de tierra en el que cualquier combatiente de Malvinas puede sentirse presente.

Hoy en día, este proyecto ya crecido, realizado con las características de un museo de Malvinas, recibe a todo visitante que quiera conocer sobre nuestra historia y vivencias, con la característica particular de tener la historia viviente, además de muchos objetos, fotos y material audiovisual. Gracias a todos los combatientes, y a nuestro centro CECIMER el cual mantiene vivo este espacio. Que es reconocido a nivel nacional, provincial y municipal. Dándonos la distinción de INTERÉS EDUCATIVO.